sábado, 18 de febrero de 2017

¡DIOS MIO, HEME AQUÍ.!


Dios mío, heme aquí. Quiero llegar a ser el edificio 
de Tu Corazón en medio de los Tuyos. Heme aquí para ser la sierva de Tu Iglesia, la sierva de las
 almas en mi medio providencial.


De Tu acción en el mundo, quiero ser flor y el fruto. La flor, por medio de una vida escondida Contigo; el fruto, por medio de una vida entregada para la conversión de las almas.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...